1

Basílica → Adoración Eucarística → La Adoración Eucarística →Vigilias "Pro Summo Pontifice"

Vigilias "Pro Summo Pontifice"

Primeros y terceros viernes de mes de 21:00 a 22:00

50ª VIGILIA EUCARÍSTICA POR EL SANTO PADRE

Monición de entrada (Rf. Lc. 22, 31-33)

 

Queridos hermanos, en esta vigilia de oración a la que hemos sido convocados, en la fiesta de San José, Patrono de la Iglesia Universal, resuenan con especial énfasis aquellas palabras que durante la última cena el Señor Jesús dirige al Apóstol Pedro y que merecen una atención particular. Sin duda se refieren a la situación dramática de aquellas horas, pero tienen un valor fundamental para la Iglesia de siempre, pues pertenecen al patrimonio de las últimas recomendaciones y las últimas enseñanzas que dio Jesús a los discípulos en su vida terrena.

Al anunciar la triple negación que hará Pedro por el miedo durante la Pasión, Jesús le predice también que superará la crisis de esa noche: «Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo, pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos» (Lc 22, 31-32).

En esas palabras Jesús le garantiza una oración especial por su perseverancia en la fe, pero también le anuncia la misión que le confiará de confirmar en la fe a sus hermanos. 

Nosotros deudores de aquella misma unción con la cual Cristo oro por la fidelidad del Apóstol Pedro, elevamos en esta noche una incesante plegaria y suplica por la persona e intenciones del Santo Padre Francisco. 

Conscientes de que como miembros vivos de la Iglesia nuestra oración es escuchada y atendida por Dios, hemos querido acoger en forma de vigilias en nuestra Diócesis de Valladolid, desde hace casi ya dos años, una iniciativa de hacer nuestra la plegaria que un día pronuncio el mismo Señor, para alcanzar de Dios el don de la misericordia por el Santo Padre. Vigilias a las cuales les invitamos a participar los 1º y 3º viernes de cada mes, en este Santuario de la Gran promesa. Templo especialmente vinculado, por su condición de Basílica, con la Sede de Pedro. 

Hoy con la presencia de nuestro Arzobispo, D. Ricardo, creado como nuevo cardenal hace algunas semanas, y por su más estrecha vinculación con la Santa Sede por tal hecho, nuestra oración adquiere una especial connotación. La cabeza visible de nuestra Diócesis, orando con el pueblo de Dios a él confiado, por la Cabeza de la Iglesia Universal.

La petición “Rezad por mí” con el cual el Papa Francisco inauguro su pontificado el 13 de marzo del 2013, ha de resonar de manera especial en el corazón de la Iglesia Universal y de cada cristiano en particular.

Santo Padre, rezamos por Persona y por sus intenciones, y a su vez usted, como el Apóstol Pedro, confirme en la fe a sus hermanos.